28 diciembre 2012

Observaciones desesperadas a “Mentirosa”, de Yuri Pérez, en tres puntos



Texto para ser leído en la presentación del libro en San Bernardo el 27 de Diciembre de 2012
 


Hace unas semanas atrás le presenté a Yuri Pérez un texto que había escrito a propósito de Mentirosa, el que titulé Las niñitas bien no leen a Yuri Pérez. El texto era un juego a partir del doblez: una crítica negativa de todos los puntos que convierten a su libro en una novela destacada, es decir, un reflejo en el espejo donde todo se ve al revés. Ese texto era, para mí, la única manera de poder abordar un libro que se me había transformado inasible desde un punto de vista empático –no pude leerlo como escritora- porque me había vulnerado desde el principio como lectora. Como lectora mujer. Y como una lectora mujer que he caído –más bien resbalado de bruces- en la trampa que Yuri Pérez ha puesto, la de fastidiar al lector. 

1 comentario: