03 noviembre 2012

A propósito de FILSA 2012




Ayer fui a FILSA 2012 a ver la presentación del último libro de Yuri Pérez, Mentirosa, pero aproveché la invitación para entrar gratis más temprano y darme una vuelta, albergando la esperanza que podía encontrar algo bueno o, a lo menos, pasar un buen rato.
Pero no, la feria es lo de siempre. Un mall del libro, con precios abultados y, más encima, feo. El hermoso espacio de la Estación Mapocho ya no da a basto para albergar la feria y, con el calor que ha hecho estos días, el encierro se nota en el aire azumagado. El sector D, el más interesante porque alberga a la mayoría de las editoriales independientes, quedó con unos pasillos estrechos que no permiten mantener a gente caminando y gente estacionada en los stands al mismo tiempo. Los baños a las cinco de la tarde están inmundos. No existen cafeterías buenas ni un espacio donde sentarse a descansar los pies o a manosear las recientes compras. La famosa escalera central es el único lugar donde detenerse un momento, pero eso impide que el resto de la gente la pueda usar para lo que sirve, subir o bajar.
No me voy a ir en la crítica intelectual sobre la feria, porque caería de perogrullo, basta decir que como visitante nada supe de Ecuador, el país invitado. Nada.
Lo peor de todo es que la FILSA es la instancia institucional de carácter internacional que valida la industria del libro en Chile. Y no le da para eso.
Sabemos que en Chile se hacen muchas ferias mejores y más dignas que estas. ¿Sería mucho pedir que los auspiciadores se pusieran de verdad para la feria del libro, como lo hacen para otras?
Lo único que salva la visita es poder acercarse a las editoriales independientes a conversar con sus vendedores, en su mayoría los mismos editores, que saben lo que venden. Menos mal existen más instancias para poder encontrarse con ellos.
Amigos escritores, por favor, no sigan incentivando una instancia como esa: no presenten sus nuevos libros allá. No vale la pena.

7 comentarios:

  1. La visita a una Feria del libro es una aventura, no sabes lo que te puedes encontrar, aunque, supongo que muchas se desarrollan bajo el mismo esquema: Las grandes editoriales nos reciben con sus novedades editoriales y las editoriales que no tienen recursos para poder pagar esos espacios quedan relegadas. Paradójicamente es donde podemos encontrar cosas valiosas.
    Y yo me quedo con eso.
    Al resto de los visitantes, algo puede sacar, quizás una buena lectura, una buena experiencia... Quizás.
    Un saludo desde México.

    ResponderEliminar
  2. Miguel, no sé de qué parte de México me escribes, pero te juro que no es justa la comparación entre una feria del libro chilena y una mexicana. Lamento decirte la dura verdad, pero es así! Acá en Chile el asunto es, cómo decirte, un tanto más precario.
    Bien, de todas maneras comparto la visión positiva que tienes de poder ir con la mente abierta para encontrar cosas que te puedan sorprender sin que las esperaras. Mi crítica va más al estado de las cosas en mi país y el poco respeto que los órganos oficiales le tienen al desarrollo y difusión de la cultura.
    Gracias por tomarte el tiempo para comentar!!! Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  3. tu país es invitado en la feria del libro de mi ciudad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si seeeeeeeeeeeeeeee! Qué ganas de ir. Pero su feria es de nivel internacional, no como la de acá. Por eso te decía hombre!
      Luego, date una vuelta por tu feria y nos cuentas qué tal sale. ¿Sabías que acá hay mucha polémica en torno a quienes van y quienes no van a la feria de Guadalajara?

      Eliminar
  4. Sí, estaré en la Feria.. y pues..
    Viene Magdalena Krebs, direcrora de la Dibam, Diamela Eltit, Edwards, Délano Costamanga, hay un homenaje a Bolaño, algo sobre Mistral, Lemebel viene por segunda vez, Claudia Apablaza, Celedón... hay una expo de Parra..Presentan un libro de Beto Cuevas, jejeje
    Presentan una antología de poesía chilena actual.. y la revista de la universidad quizá haga algo... Se presenta una edición nueva de Mala Onda..
    Creo que acá se conoce a gente como Jaime Huenún, Kurt Folch, Germán Carrasco, Javier Bello, Sanhueza, Montealegre.. HH
    Me gusta el trabajo de Bakero, Sybil brintrup y martín gubbins

    Hay cosas interesantes.. un ciclo de cine.. y bueno, yo ya estoy esperando..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperamos, entonces, tu reporte directo desde Guadalajara.

      Dicen que no todo lo que brilla es oro.

      Pero ya te consultaré para ver qué tal...

      Eliminar
  5. y el reporte??? ( joke ) comparto en parte tu opinión sobre filsa; lo malo es que acá todo es a la Chilena y tal vez eso un extranjero no lo comprenda, y sea lea como critica a todo; yo alguna vez escribí, yo alguna vez, en alguna antología trasandina salí ...pero ya estoy rumbo a Surinam, a mi retiro..saludos Ursula, a pesar de vivir en la misma cuidad no tengo el gusto de conocerte personalmente, sino mas bien por tu trabajo y poesía

    Slds.

    ResponderEliminar