24 mayo 2012

Descubriendo a Gabrielle Vincent


Gabrielle Vincent fue una ilustradora belga a la que conozco por dos de sus obras más conocidas, Un día, un perro y La pequeña marioneta. Siempre me ha sorprendido la manera fascinante que tiene de generar expresiones realistas con un par de líneas desordenadas e historias conmovedoras y simples con dibujos sin terminar.
 Como mediadora de lectura, recomiendo estos libro para "leer" con un público pequeño, invitando a los chicos a contar ellos mismos la historia del perro o del niño. Esto les permite imaginar nombres, lugares, conversaciones y encontrar sus propias soluciones, haciéndose parte de la autoría de la historia.

Gabrielle Vincent
Zendrera Zariquiey
2007

No les voy a narrar la historia de este libro, así como lo he visto en otras páginas, porque la idea es enfrentarse a él con muy poco conocimiento de qué se trata. Así se produce mejor la experiencia tan estimulante de comprender lo que cuentas las imágenes sin palabras y de un final abierto. Un día y un perro cualquiera en cualquier parte. Eso. Lo demás lo descubren ustedes.


Gabrielle Vincent
Zendrera Zariquiey
2002

Este libro es anterior a Un día, un perro, y se nota porque aún mantiene una que otra frase dentro de imágenes que, quizás según su percepción, necesitaban ser más explicadas. 
Cuenta la historia de un niño fascinado por una pequeña marioneta a la que él, con toda su inocencia, le otorga vida. Vincent logra escenas verosímiles, como en una secuencia cinematográfica, expresivas y dinámicas.


Los saqué de: Biblioteca Viva Sur

No hay comentarios.:

Publicar un comentario