21 febrero 2012

El libro álbum como pieza de arte

"Greta la loca" de Geert De Kockere y Carll Cneut





Una manera de desmitificar al libro como objeto útil es leerlo como pieza de arte, y es así como deben haberlo pensado De Kockere y Cneut.  

Lo siguiente puede contener spoiler. El primer encuentro con el libro suele ser un schock, pero positivo, complejo y ansioso. Eso les pasa más a los adultos, no a lo niños (en su gran mayoría) porque no anima mucho a la atención una portada negra y austera frente a la bomba de colores luminosos de las otras portadas contra las que compite. Pero como no se trata de un libro que puedan disfrutar realmente los más pequeños, la portada sí llama mucho la atención de los jóvenes y adultos que ven en ella una curiosa y enigmática invitación. Difícil de rechazar, ¿no?

El título es implacable y evidente, sin dejar lugar a dudas sobre el contenido y la estética de la obra que presenta, lo que confirma la excelente y cuidada labor de sus editores, Eenhoorn para la edición original belga y Bárbara Fiore Editora para la edición en castellano.
Y con este texto se inicia:

"¿Conocéis a Margarita, Margarita a la que llaman Greta? Cuando nació era la dulce Margarita, y realmente era una dulzura: una niña adorable, una preciosidad. Una muñequita encantadora. Hasta que creció lo suficiente para ser traviesa. Entonces quería todo lo que no podía tener. O todo lo que no podía hacer. Caminar por el mar, ir hasta Inglaterra nadando. Lanzar gente al vacío desde una torre muy alta, solo para divertirse. Uno detrás de otro. Y después mirar hacia abajo, para ver qué quedaba de ellos."

Luego la cosa se pone mucho peor. O sea, Greta se vuelve una niña malvada a quien todos mandan al diablo, hasta que un día se va a buscarlo al mismo infierno. Y en el infierno pasan cosas terribles, tal como deberían pasar en un infierno, sin piedad, sin censura. Las ilustraciones de Cneut son atípicas, a diferencia del clásico infierno que se describe, ellas otorgan inestabilidad y extrañeza y parecen ser las únicas ilustraciones posibles para un libro como éste. Mucho mejor lo define Ana Sancho en el comentario que hace del libro en la revista Babar: "Este ilustrador, que tiene publicados en este mismo sello editorial otros dos álbumes: Hadabruja y Monstruo no me comas, ha conseguido aunar en Greta la loca una aparente contradicción estética: la belleza de lo horrible, o la armonía de lo esperpéntico".



Pero si ya a estas alturas los más ortodoxos se han persignado o no comprenden cómo un libro álbum - ilustrado (tengo mis dudas para definirme) puede convertirse en un despliegue de horrores, monstruos y deformidades infernales, es muy necesario que lleguen hasta el final para poder comprender el sentido de todo. Al dar vuelta la página final de la historia de la loca de Greta, se explica que este libro está basado en un extraño cuadro de Peter Brueghel el viejo llamado "Dulle Griet" (Greta la loca, 1561-1562), quien con  clara influencia de la magia de El Bosco, logra entregar una obra magnífica y desconcertante. Es decir, el libro ha fantaseado con la historia del personaje de Brueghel, entregando una interesante interpretación para poder acercar el juego del arte a los espectadores - lectores, ese juego al que muchas veces nos impulsan ciertas obras para ser completadas o, simplemente, para proyectarse.

Defiendo mucho a Greta por esta lúdica relación que arma con el arte y lo considero un libro excepcional, que recomiendo absolutamente para que lo experimenten. La narración resulta una prosa poética bellísima, trabajo cuidadoso del traductor, con un ritmo perfecto para leer el libro en voz alta. Como ven, por donde lo mire, este libro me encanta y no deja de atraerme tanto, como pieza de arte y obra literaria.


6 comentarios:

  1. ¡Waaaa! Me dieron ganas de leerlo. La ilustración adjunta sin duda tiene algo de perturbador, y las anécdotas que experimenta Greta son tan particulares que causan, mínimo, curiosidad por conocerlas.

    Sí, sin duda debe ser una interesante experiencia leer este libro álbum, aunque me imagino el precio prohibitivo que debe tener si la publicó Bárbara Fioere Editora. Es una pena que estas obras sean siempre tan caras y que usualmente no estén muy disponibles en las librerías (al menos las de regiones, porque en ir a Santiago ya gasto la plata para un libro convencional). Cuando pillo libros así de raros, me gusta tocarlos y olerlos y ese tipo de cosas que a los vendedores no les gusta mucho.

    Quizá debería organizarse una biblioteca infantil exclusiva para este tipo de obras particulares, donde niños y pailones como nosotros pudiéramos jugar con ellas y leerlas.

    En fin, desvarío. Me gustan estas entradas
    sobre LIJ. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Alejandra!

    Bueno, lo del precio prohibitivo no es una cualidad exclusiva de este libro. Para eso existe la opción de la biblioteca, que fue donde lo leí. La verdad, de los libros de los que hablo y he hablado estos últimos años, no tengo ninguno, los he conocido en la biblioteca.

    ¿Conoces las Bibliotecas Vivas? Estas tienen colecciones maravillosas de libros infantiles y yo no conocería nada del mundo LIJ si no fuera por ellas. Quizás encuentras alguna cerca tuyo y así te gastas la plata en hacerte socia.

    Gracias por desvariar y comentar de manera tan cuidada. Te pasaste.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me metí a la web de Biblioteca Viva y no hay en la Quinta Región, que es donde vivo y muero a la vez :c Acá las únicas bibliotecas más o menos grandes que conozco son la Severín en Valpo. y la de calle Libertad, ambas muy dañadas por el terremoto. De hecho, hace poco no más que se abrió la Severín... No es justo; en Santiago tienen bibliotecas hasta en las estaciones de Metro :'( (Aunque nuestro Metro es más bonito :3 )

      Gracias a ti por responder los comentarios :) La gente, en general, no tiene esa costumbre. Por cierto, no saqué nada del Fondo del Libro, aunque tuve un excelente puntaje en el proyecto. Viendo las críticas a los resultados, no debería extrañarme. Así que seguiré moviéndome por ahí, a ver qué pasa.. En una de esas una editorial se apiada de mi pobreza y me da más facilidades de pago. Cualquier cosa feliz, te aviso :D

      ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Las buenas lenguas dicen que se viene la BV en Valpo. Por ahí dicen, así que paciencia. Bien, cualquier cosa que quede al lado del mar es más bonito que acá en Santiago.

      No, yo que tú tampoco me extrañaría con los fondos, aunque debo reconocer que de vez en cuando son sinceros y se rajan.

      Saludos para ti y suerte.

      Eliminar
  3. Llego aquí, desde España, como quien encuentra un moneda en el suelo de una calle principal, por casualidad y por suerte. Suerte la mía de encontrar este sitio y leer en tu Ático los discursos desgarrados de una vida, poemas en prosa, como César Vallejo -...Hoy sufro desde más arriba. Hoy sufro solamente...-. Seguiré leyendo, ahora que ya no creo en las casualidades.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece tu visita desde España. Y qué bueno que no existan las casualidades, porque tus fotos están notables. ¿De verdad se pueden hacer cosas tan powers con el Iphone?

      Estoy desde el trabajo, así que revisé tu blog a la rápida. Luego me detengo para leer los poemas.

      De todas maneras gracias, cualquier cosa en que pueda ayudarte solo avísame.

      Un abrazo para ti.

      Eliminar