09 septiembre 2011

La crónica inútil


En el limbo

De verdad. Desde el lunes que no estoy muy segura si estoy viva. Me ha dado por pensar que me morí y me quedé pegada en una especie de limbo donde no estoy en ninguna parte efectivamente, ni en la otra vida ni en esta. Si es que existe algo así.
Estoy tratando de enviarte mensajes escondidos para que sepas lo que realmente me pasa. ¿Te has dado cuenta? Es maniático, pero los escondo en todas partes, en cada cosa que hago. Es que todavía estoy esperando a darme cuenta dónde realmente estoy para poder darte los mensajes sin cifrar, digo, para no equivocarme o apresurarme con alguna conclusión y decirte: si, estoy viva; o en su defecto: cagué, estoy muerta.
No sé si existe alguna forma más práctica de cerciorarme de mi estado. Porque, por ejemplo, cuando tengo sexo –lo que podría asegurarme fehacientemente si estoy viva o muerta- me ha pasado que me siento rebosante de vida, pero también fría y tiesa como un cadáver, y casi al mismo tiempo, lo que es aún peor.
Te lo digo seriamente, esta no es la vida que soñaba. O lo que es lo mismo, esta no es la muerte que soñaba. De cualquier modo, no estoy en el lugar indicado y eso se cae de maduro.

6 comentarios:

  1. Me gusta esa ambigüedad; el cuestionarse si realmente uno esta o es un alguien que ya no ocupa lugar..me gusto mucho este texto, me han gustado tus últimos textos..sera por mi vicio a lo extraño.

    Slds.

    ResponderEliminar
  2. Y vienen más Demian, vienen más...

    ResponderEliminar
  3. Ursula: no sé si tu limbo es
    autorreferencial o si es sólo
    un miniensayo aplicable a
    cualquiera. Yo creo que
    confesás tu situación de
    intelectual
    conflictuada----situación
    muy interesante....Me
    pareció muy bien escrito.
    Yo también espero más.

    Aunque he visto cosas
    tuyas muy hermosas, hasta
    escribí un texto breve para
    eso. Aquel video en que
    estás en una cama al sol...
    ¿Me dejarías ponerlo en un
    blog nuevo con mi texto...?

    Baci.

    08:01 p.m. 12/09/2011

    ResponderEliminar
  4. Oye Cocorastuti, ni autorreferencial ni ficción ni ensayo ni fantasía ni realidad.
    Me da pudor eso del texto con el video. Dejémoslo así, sin publicar nada, ya?

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Como vos lo digas, Ursula, fue una idea tonta.
    Perdoname.

    ResponderEliminar