16 septiembre 2011

La crónica inútil 2




El lenguaje

Hablar de lenguaje poético se me ha hecho bastante pajero. Le he tomado una reticencia escalofriante en el último tiempo. Justo cuando tenía claro este estado de ánimo te ha dado por pedirme que te hable de poesía y me asusta. A ti te hace gracia, obvio, nada sabes de poesía. Y como eres de naturaleza predadora de nuevos conocimientos has encontrado super apasionante enterarte por mi boca de qué cresta es la poesía. Bien, quizás recurra a un par de lugares comunes y a mis frases manoseadas para impresionarte –obviamente no te darás cuenta- pero, si quieres que te sea sincera y tajante, has el intento y acuéstate conmigo. Te juro que después te escribo un libro entero. Y de los heavy.

5 comentarios:

  1. Qué audacia parlamentaria, what a girlish boldness...! Qué cosa que no termino de entender y
    sin embargo me gusta....Lástima que sea literatura....,y sólo literatura.

    baci

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pensándolo de nuevo, es muy audaz pero su audacia está cercada por los invisibles
    límites mentales de las mujeres escritoras que por lo común son pequeño-burguesas.
    Disculpa my sinceridad.... Eh, no te enojes...!

    ResponderEliminar
  3. Que crudo! k real que crónica mas nupcial...impresionar cuando solo interesa el actuar...que tan imposibles suelen ser las señales cuando el poeta las a de mostrar.

    Slds.

    Pd : anotamos uno mas ;) a los buenos.

    ResponderEliminar
  4. Pucha que lata, pero no entendí completamente ninguno de sus comentarios...
    "Y qué parte no entendió?" me diría mi profe de matemáticas. "Todo... nada..." respondería yo.
    Parece que soy más simple que ustedes. Más pedestre.
    Pero gracias igual!

    ResponderEliminar
  5. Ah, no! Parece que ya voy cachando la onda... Unas 20 lecturas más y caigo.

    (Nota mental: no intentar tener comprensión lectora después de medianoche)

    ResponderEliminar