27 septiembre 2011

Diccionario de Teoría e Historia del Arte, versión actualizada



Debido a relativo éxito de la versión anterior, me vi obligada a revisar los cuadernos para encontrar nuevos vocablos dignos de ser incluidos en este diccionario. Espero que después de esta entrega se sienta más cercano al maravilloso mundo de la teoría y la historia del arte. Pero si quiere de verdad ser más sabio, le recomiendo dirigirse a un blog decente.

Anacronismo: Fuera de tiempo. Palabra con un dejo de connotación negativa, como "pasado de moda". Ejemplos de uso: "La inclusión de cierto elemento pictórico resulta un anacronismo". Voilá.

Cuerpo: (Incluida a pedido) Hoy en día, la palabra vedette del repertorio teórico -más que del histórico-. Utilice este término sin miedo, sin medida, sin vergüenza. El cuerpo es un producto inagotable para manosear a destajo. Ejemplos de uso: "El cuerpo como soporte", "La materialidad del cuerpo", "La ontología del cuerpo" y demases.

Devenir: En historia, "devenir histórico". Se refiere a lo mismo que "ocurrir" pero nadie utiliza este arcaísmo. Ahora diga solo devenir.

Facticidad: Se parece a factible. También diga fáctico.

Falologocéntrico: (Incluida a pedido) Término de origen derridiano compuesto por falos, el pene griego, logos, algo así como la palabra razonada, el pensamiento, y céntrico. De complejo manejo, no se recomienda utilizar si no sabe bien para qué. Más información en un  libro de Derrida.

Materialidad: Dícese de lo referente a la materia. En este caso, a la materia de las obras de arte. Si usted se quedó en el óleo y el mármol, debe saber que hace mucho esos materiales pasaron a mejor vida museal y el artista pos-pos-pos-moderno utiliza una gama insospechada de ingredientes. Úsela con moderación y siempre en reemplazo de la llana y pobre palabra "materia".

Montaje: Término proveniente de las artes escénicas que se utiliza para referirse a la construcción de una situación falsa o impostada. Queda mejor usarla en el campo cinematográfico, en dónde se refiere al proceso de edición de una película. La autora de este diccionario se declara una ferviente fanática de la palabra montaje y suele utilizarla por lo menos una vez en todo sus ensayos, a modo de cábala. 

Ontológico: A la autora de este diccionario aún le cuesta entender esta palabra pero la incluyó igual.

Tableau vivant: (Es bueno terminar con una palabra francesa) El presagio de la performance en versión burguesa.

2 comentarios:

  1. Querida Gigliola: como no decir nada de esta lista
    perdonavidas de cultura mal aterrizada en los
    andenes de la filosofia "fake" de los que creen
    saber. Tu humor evita que uno se lo crea, aunque
    quiera. Falologocentrico puede ser una involuntaria
    broma de Derrida, pero ontologico tiene el sello de
    Aristoteles y muchos mas.....Pero nos queda la duda de si no
    podemos ser cultos, a pesar de todo.

    Baci.

    ResponderEliminar
  2. Cartita a Ursuka Starke:
    Querida Ursula: eres una genia, pero deberías
    aumentar el número de palabras,
    y renovarlas, la cultura te lo demanda.

    Baci

    ResponderEliminar