25 abril 2011

Bye, poeta...


"No he podido saciarme nunca en nadie
porque yo iba subiendo, devorado
por el deseo oscuro de tu cuerpo
cuando te hallé acostada boca arriba,
y me dejaste frío en lo caliente,
y te perdí, y no pude
nacer de ti otra vez, y ya no pude
sino bajar terriblemente solo
a buscar mi cabeza por el mundo."




1 comentario:

  1. Es él. Está lloviendo.
    Es él. Mi padre viene mojado. Es un olor
    a caballo mojado. Es Juan Antonio
    Rojas sobre un caballo atravesando un río.
    No hay novedad. La noche torrencial se derrumba
    como mina inundada, y un rayo la estremece.

    ResponderEliminar