08 noviembre 2010

No es solo cosa de moda

Qué bueno, el frío ya se ha ido por ahora. Acaba Octubre, llega Noviembre, sube la temperatura magníficamente. Guardo chal, parka y botas, saco poleras y chalas. Por fin mis pies vuelven a sentir el aire. ¡Uy, que calor que hace! ¡Así, tan rápido! El aire acondicionado en la pega no funciona y hacen 33 a la sombra. Si es puro verano. De pronto, lluvia, ¿en primavera?, puede ser. Vuelven chal, parka y botas. Las chalas y las poleras tendrán que esperar un poquito más. Pero, ¡no! calor nuevamente. Toda la semana. Los heladeros en la micro, la mañana calurosa, las chalas en los pies, todo el día. De aquí no me las saco hasta Marzo, pienso. Mal, porque vuelve la lluvia y solo 7 grados de temperatura. Adiós chalas nuevas, adiós poleras remendadas, vuelta la parka y las botas. Si no hay quien aguante. Voy a la pega enfundada en el chal, con olor a guardado. No me conmueven las flores y los trajes de baño de las vitrinas. ¡Spring Time Sale!. Si me hace más sentido el viejo pascuero y la nieve artificial de la tienda de juguetes. Por lo menos, dentro de la parka y las botas, me siento más en la blanca navidad. Aunque, sabemos que igual, hará mucho calor.

2 comentarios:

  1. No tengo nada en contra del sol, ni menos con la lluvia, pero la indisciplina confunde...hasta a mis resfriados; si incluso me encuentro hoy sano...sin polen; con muchos menos zancudos...el domingo me moje como antaño; como cuando era mas joven y parecía que la lluvia no mojaba..que el cielo siempre estaba claro en las noches, y aun mas en los mañanas...donde fugazmente pasaban estrellas por mi mente...

    ResponderEliminar
  2. Estupendo blog!! le felicito!!
    Estupendo trabajo!!
    Como buenos amantes del arte les felicitamos e invitamos a participar en nuestro espacio!!
    Saludos afectuosos desde Florencia!!

    ResponderEliminar