02 julio 2010

Lo mestizo hoy

Soy partidaria de lo impuro. Yo misma soy eso, lo que no es de un puro color, lugar, origen. Tengo hermanos rubios, pero también uno bien moreno. Venimos de una historia insoslayable, lo mestizo, lo europeo, lo chileno, lo propio. No somos lo puro, somos todo lo contrario.
Discutía con mi hermana y novio sobre el afrancesamiento de la clase burguesa de finales del siglo XIX en Chile, sus palacios grandilocuentes de la calle Dieciocho, sus Alhambras de calle Compañía, sus iglesias, sus blasones. La historia los encasilla como el resultado de la explotación minera, de la explotación del campesino, y lo fueron, construyeron mini palacios a los que llamaron palacios a secas mediante la pobreza e indignidad de las clases más pobres. Pero no son eso puro. Son también, ahora, un legado que se revalida bajo el prisma de la historia. Son lo impuro, la huella de lo múltiple, de la esencia mestiza de nuestra cultura.
Hoy le comentaba a mi compañera de universidad, la Maca, durante la visita al Museo Andino en Buin (hecho de la colección particular de Ricardo Claro, sin comentarios al respecto) frente a la vitrina de platería mapuche: quiero ser de eso, quiero tener apellido Antilef, Catrileo, quiero esa identidad. Pero tengo apellido Starke, y después Carrasco, o sea, lo impuro, lo múltiple. Sin embargo también soy de eso, porque digo pichunguear, pichintún, guata, voy a Pichilemu, tomo agua de bailahuén, de paico, de llantén.
Lo mestizo es esto: que me llame Úrsula Starke, que viva en Chile, que estudie arte clásico europeo y colonial quiteño, que tenga un hermano rubio y uno moreno, que un bisabuelo venga de Bremen y otro de Chimbarongo.
Nuestra identidad es todo lo impuro, lo complejo. Así no más.

6 comentarios:

  1. Me encantó tu nota. Clara, sincera y significativa. Tocas un tema en el que se debería profundizar en este Bicentenario. Felicitaciones amiga mía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es que a pito del Bicentenario se me han dado tales inspiraciones po!

    ResponderEliminar
  3. Sólo tres palabras a tu texto... posmodernidad con tradición, o como dirían por ahí... multiculturalismo de una identidad forzada; sin embargo, creo firmemente que toda esa juguera habla de un historia propia.
    Un abrazo, Gaby.

    ResponderEliminar
  4. Lo de la juguera, me encanta. Es muy gastronómico, muy americanamente gastronómico.
    Otro abrazo Gaby!

    ResponderEliminar
  5. Se que estoy 5 años tarde para preguntarle.
    Que es pichunguear? lo que pasa es que lo he escuchado pero me gustaria saber el significado real o en que situaciones se usa. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importan los cinco años. Yo digo pichunguear porque una vez se lo escuché a mi tía cuando se refería a picotear de manera suave a alguien.La verdad es que hablaba de un perro pichungueando a otro con su hocico, de manera suave, para que le prestara atención. ¿Sirve la respuesta?

      Eliminar