20 abril 2008

Theodore Géricault y la Historia de Chile

"La Batalla de Maipú" Litografía - Theodore Géricault - 1819
Museo Histórico Nacional
Buenos Aires
.
.
Me he pasado todo el fin de semana estudiando el clasicismo y el romanticismo en la pintura. Theodore Géricault (1791 - 1824) pintor francés, conocido popularmente como romántico (aunque ahora sé bien que no es exactamente así) fue el autor de una obra maestra históricamente reconocida y admirada, "La Balsa de la Medusa". Bella pieza de dimesiones monumentales, este cuadro que muestra la desesperación de un naufragio, convirtió a este joven francés muerto tempranamente en uno de los pintores más importantes de la historia del arte moderno. Y no sin mérito.
Me encontraba en estos estudios, un emocionante sábado por la noche, cuando revisando el texto "Clasicismo y Romanticismo" de F. Antal descubro, al borde del llanto, las siguientes líneas: "En su persistencia en reproducir acontecimientos tópicos con un afán propagandístico, es acaso el primer gran artista que se puede llamar pintor de la actualidad. El que una vez había hecho litografías representando escenas de batalla de la poco conocida lucha chilena por la liberación, ahora compartía el entusiasmo general por la guerra griega de independencia..." Oh, pero, ¿porqué no lo sabía? ¿porqué nadie me lo había dicho? ¡Ah, ignorancia bendita, que delicioso es ser presa tuya, pues es la única manera de disfrutar el placer del conocimiento!
Entonces, estaba yo enterándome de un aspecto desconocido de Géricault. Y me sentí un poquito importante, porque había sido Géricault ( o sea!) quien le dio bola a nuestras diminutas hazañas justo cuando estas estaban ocurriendo. Ya sé, el mal del chileno, que cuando te pescan en el extranjero por cualquier cosa te vuelves loco y te sientes parte de la aldea global. Pero iba más allá, al hecho de reconocer a un artista de la talla de Géricault siendo un tipo aperrado y conmovido. Iba mi emoción, a re humanizar la imagen del genio alucinando con la balsita hasta la maravilla, preocupado por las intenciones de un puñado de hombres en tierras tan lejanas como las chilenas.
Al rato, corrí a internet a buscar información. Me encontré con la imagen que ven arriba, la de la Batalla de Maipú, que parece estar en Buenos Aires, además de un par de retratos de San Martín, el único gran héroe que traspasaba las fronteras sudamericanas.
Qué lindo. Rugendas, Monvoisin y ahora Gericáult. Al final, parece que somos lindos.
.
Ve las demás litografías en la galería del Flickr!