27 diciembre 2007

RECITAL DEL AÑO

.

Travis en Fenix Festival
.

Mi ultra limitado poder de adquisición evitó que viera todos los recitales que me hubiera gustado, como a The Rapture, Devo, Dolores O’Riordan, Beck y The Police, pero de lo poco, bueno. Y aunque adoré a Placebo y Keane, el Fenix Festival se me grabó en la piel. Y de las bandas que ahí tocaron, Starsailor, Travis y The Killers, fueron los escoceses de Travis los que se quedan como lo mejor del año.
Nunca he enganchado del todo con la dulce sutileza de Travis y eran los gringos de The Killers a quienes fui a ver, pero los primeros se robaron mi corazón. Porque si Brandon Flowers, vocalista de The Killers, era el rockstar que el 99% de las minas del Arena Santiago nos llevaríamos a la cama sin dudarlo, Travis en pleno se convirtieron en los amigos que todos queríamos tener. The Killers era su vocalista, pues solo él y su maravillosa voz hicieron que el grupo existiera esa noche. Pero en Travis, que llevan mucho más carrete en el cuerpo, se lucieron los cuatro integrantes más el nuevo tecladista, como verdaderos músicos y rockstars sin dejar de ser en extremo simpáticos y cálidos. El guitarrista se tiró al público, el tecladista colgó una bandera chilena en el piano, el vocalista sacó una voz potente, nada que ver con la dulzona y suave de los discos, y todos juntos abrazados tocaron un tema en acústico, como un grupo de compadres en una fogata en la playa con miles de amigos invitados a esa intimidad.
Sí, alucino con la música. Pero Travis me recordó que esta puede ser tan mágica como real.
Visita