23 diciembre 2007

FELICES FIESTAS A TODOS

.
La Navidad nos afecta a todos, seamos cristianos o no. Personalmente, nacida en un lecho católico y reeducada en la idea de que Cristo fue el primer hippie revolucionario que cambió el mundo, trato de practicar la cristiandad sin los recovecos exagerados en oro y mármoles del Vaticano, ni la neurastenia consumista a la que tristemente ha sucumbido el pueblo en estas últimas décadas.
Cristo, un niño de dudosa procedencia nacido en la pobreza de la pobreza, nos enseña que no hay que venir arriba de una nube surcada por el arco iris para ser especiales. Que la humildad es el único gran principio del universo.
Por lo tanto, sumida en este jolgorio verdadero de paz, mi saludo navideño se resume en este gran poema de José Martí, que dedico con real cariño a todos quienes quieran aceptarlo.
.
Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca,
En julio como en enero,
Para el amigo sincero
Que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
El corazón con que vivo,
Cardo ni oruga cultivo:
Cultivo una rosa blanca.