11 diciembre 2006

Sin pena - Sin gloria



¿Estará Pinochet en el cielo? ¿Tendrán perdón todos sus pecados?
Para quien no es religioso poco importan estas preguntas. Para toda la sociedad poco importan sus respuestas, pues una cosa ya es muy clara: el juicio de Pinochet se hizo aquí, en este mundo, y lo hizimos todos nosotros y tampoco fue luego de su muerte sino durante su vida.
El fin de un largo martirio para miles de personas ya es una realidad, porque con Pinochet terminan décadas de sufrimiento social, aunque hayan quedado procesos judiciales sin ninguna solución, aunque hayan quedado demasiadas preguntas sin respuestas, aunque queden palabras nunca dichas. This is the end...

1 comentario:

  1. ese es el gusto que esa muerte me dejo ami , no podia celebrarlo , no me dejo triste , pero de alguna forma extraña quede con un sentimiento de perdida ...para bien o para mal .

    saludos .

    ResponderEliminar