19 diciembre 2006

CHENA: Antología de Poetas Contemporáneos del Maipo



Es bien complicado y poco objetivo realizar un comentario acerca de este libro en el que yo misma salgo publicada y además ayudé a realizar. Es por eso que voy a ignorar mi participación y trataré de ser lo más franca posible a la hora de criticar. El resto, pueden juzgarlo ustedes mismos.
CHENA (Editorial La Cáfila, Valparaíso, 2006) reúne a seis poetas, tres vivos y tres muertos, que nacieron y/o murieron en la provincia del Maipo. De los muertos se seleccionaron a Boris Calderón, Jorge Jobet y Mario Ferrero, mientras que de los vivos a Yuri Pérez (antologador) y Antonio Silva (y quien escribe).
Para comenzar es necesario analizar la selección de poetas muertos. Muchos nos preguntamos de inmediato porqué no está en ella Romeo Murga, poeta que merecía más que nadie el honor. Si la razón es que ya se ha publicado material importante de él, incluyendo textos inéditos, no es suficiente para la omisión de Murga. Al revisar a los tres poetas muertos salta a la vista que Ferrero y Jobet pudieron ser prescindidos si de calidad se trataba. No así Calderón, que aporta a la antología, y a la poesía nacional, más en sus cortos 28 años que muchos en toda una vida. Boris Calderón es el gran olvidado de todos los tiempos. Su poesía firme y visionaria exploró contornos e interiores que años después serían el gran tema de la poesía contemporánea. Impresionan las revelaciones de significantes y la utilización de términos audaces para la época. Es evidente asegurar que si Calderón no hubiera muerto sería hoy uno de los pilares históricos de la poesía chilena.
Con respecto a los vivos, si Yuri Pérez se encuentra entre ellos no es solo porque sea el artífice de esta antología, sino porque su callado y periférico trabajo lo hace tomar importante lugar entre los poetas jóvenes de la provincia. En el libro releemos sus textos más simbólicos y un par inéditos sin mayores confrontaciones. Es, definitivamente, Antonio Silva quien aporta la calidad fresca y tierna de un poeta con aspiraciones mayores, pues el puede ser desencajado de la antología provincial para posicionarlo en la atmósfera nacional como una de las promesas más significativas de los últimos años. Si la pedantería e insistencia de su discurso gay podían antes aburrir, es evidente que solía ser menos empalagoso que el de otros cercanos compañeros. Así, la exquisita finura de su más reciente producción demuestran su notable crecimiento.
Tema aparte refiere para mí el prólogo de Cristián Gómez. Amigo próximo de Pérez, redacta para esta edición un desordenado y volátil prólogo. Bien es sabido que Gómez es uno de los estudiosos literarios más importantes de los últimos años y que su carrera es reconocida dentro y fuera del país, pero suele ser excesivamente ataviado y poco claro en sus intervenciones -¿son necesarias tres páginas de notas para un libro más bien popular?- además de que denota su favoritismo al plantear enormes tratados de Pérez y Silva mientras deberían haber sido sus protagonistas los poetas muertos, pues ellos han finalizado su trabajo y están en el lugar preciso para estudiarlos.
De aportes hay que ser realistas: CHENA es importante para el rescate del patrimonio intelectual de la comunidad del Maipo; para la historia literaria chilena es necesaria por la presencia de Calderón, pero nada más. Para nosotros, los vivos, una especial oportunidad de publicar textos inéditos. Para los lectores, está por saberse.

2 comentarios:

  1. Úrsula, te felicito públicamente por tu generosidad y transparencia, demostrando con esta crítica que sólo te mueven los valores de la literatura y no las mezquindades de los egos, el oportunismo y las envidias (tú sabes porqué te lo digo). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso navegar por este frio medio y encontrar el calido dulzor de tus letras comentando lo preciso percibible y lo escondido por la costra de los años y el rastrero olvido del consumo, llegue ati buscando mas de Boris Calderon, algo mas que su poesia de "adioses" o de amadas muertas.
    un abrazo hecho de vocales y una felicitacion seria por tu articulo.

    ResponderEliminar