10 noviembre 2006

Serie Pecados Capitales: La Gula

Te devoro...


Texto Úrsula Starke, Ilustración "Gluttony" Bárbara Starke (r)



Calmar el hambre es necesario. Calmar un antojo es positivo. Calmar la ansiedad y el deseo es erótico.

El erotismo bulle desde el estómago cuando se va llenando de manjares grasosos, dulces, suaves: el chocolate comienza por entrar despacio en la humedad de la boca. Al hacer contacto con la lengua el primer schock de placer se dispara. Su espeso sabor cálido va derritiéndose con lentitud delirante, las glándulas salivales enloquecen, el sensula movimiento de lengua y mandíbulas se unen al ritmo pesado de los párpados. hecho ya líquido, el chocolate baja por la garganta hasta el estómago y se escapa un contenido suspiro. Así termina el ritual. Pero no es suficiente. Hay que comer más...


La gula vuelve al goloso en un animal desbordado. Todo el deseo sexual frustrado de un coito no realizado rompe en llamas al comer sin límites, sin conciencia. La comida se transforma en sexo y la saciedad -insaciada- en orgásmos tan apetecibles como un chocolate, un plato de pastas, un cordero asado al palo.






"Bienaventurados los golosos, porque siempre padecerán de hambre"

7 comentarios:

  1. Algo depresivo tu personaje.
    Saciar su necesidad hormonal con comida.
    Siendo que la serotonina es condicionada a la luz existente y aunque se haya perdido un día de primavera comiendo, aún le resta el verano.

    Tal vez sólo requiera salir.

    Si algunos personajes a veces son auto-referentes. Tu endorfina y serotonina están bajas. Ahora si hablamos de tu liberación de oxitocina.

    De forma natural o química tu decides cual estimulante gustas más.

    Ahora si no eres la golosa y eres la anoréxica, creo que todas las condicionantes cambian; pero aún asi estarás viviendo de los recuerdos de una experiencia llena de estímulos que alguien, sin el uso de la comida, te producia.

    El ansia de comer es solamene una necesidad de llenar el vacio que cargamos. El problema ocurre cuando por necesidad a otra persona dañamos.

    ResponderEliminar
  2. Bienaventurada sea la memoria de las papilas degustativas, sin quitar el frenético ritmo lengual.

    Salud y Libertad

    ResponderEliminar
  3. me considero una golosa, hablando de comer ve mi blog un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero el deseo, la gula y el erotismo también son la muerte; la superación de la exsitencia discontinua...La angustia hasta la muerte es lo que los grandes hombres desean para encontrar al fin, más allá de la muerte y de la ruina, la superación de la angustia que es la vida misma.
    ________________________________

    Te kero, amiga!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. www.poemastremendos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. El hambre o apetito,conceptos directamente relacionados con la sensación de angustia y falta de placer.

    El hecho de comer nos desborda en ese climax totalitario y delicioso,nos seda en nuestra necesidad imperiosa de ser nosotros mismos en nuestra búsqueda de placer y sanación.Cada gota,cada gramo es un instante casi orgasmico que nos eleva a distintos niveles..cuales son estos?,es un interesante debate señorita Ursula.

    Me despido dejándola invitada a mi blog.

    ResponderEliminar
  7. Ursula, ahora si puedo postearte y tu a mi...

    ResponderEliminar